Una historia sobre la importancia de la seguridad al andar en bicicleta

книга.png

El verano me encanta. ¡Hay tantas actividades disponibles! Puedes caminar todo el día, montar en bicicleta o incluso andar en patines. Ayer, salí en mi bicicleta y di un paseo por el bosque. Organice una competencia con los otros ciclistas del bosque, pero… ¡ellos no lo sabían! ¡Pensé que sería divertido! Maneje mi bici muy rápido detrás de Osa y toque la campana. Para mi sorpresa, ella gritó súper fuerte y se hizo a un lado repentinamente. Nunca me imaginé que caería justo donde yo iba. Me caí de la bicicleta y me raspé las rodillas.

Más tarde Osa me explicó que una bicicleta es un vehículo también y que para manejarla debes seguir las reglas de la carretera. Tienes que usarla en el área designada para no lastimarte ni lastimar a nadie, seguir las reglas como los coches lo hacen y también usar un casco. ¡A partir de ese día soy una conductora mucho más cuidadosa!

Volver a las Noticias