La historia de la pasta de dientes.

книга.png
¡Oh Dios mío! La pasta de dientes sabe muy rico! No puedo dejar de comerla. Huele a helado de muchos sabores. La semana pasada la pasta de dientes era frutal. La anterior olia a cedro ... La compartí con las ardillas y les encantó. Además he descubierto que con la pasta de dientes se pueden hacer grandes pinturas. Sin embargo, al pintar el tubo se termina muy rápido! Por alguna razón cuando Oso vio mi Mona Lisa en el espejo se super enojo... También se enojo conmigo cuando se enteró que me comí la mayor parte de la pasta... Oso me explicó que la pasta de dientes es muy peligrosa para la salud. Se compone de flúor y otros elementos químicos peligrosos que nadie debe comer. Al final, Oso me compró muchos tubos de pintura nuevos... Ahora puedo dibujar profesionalmente como hacen los verdaderos artistas. ¿Qué a pasado con la pasta de dientes?... Desde nuestra última conversación con Oso, ahora solo la utilizo cuando me cepillo los dientes. 

Volver a las Noticias