La historia de un hábito nada saludable

книга.png

Queridos, ¿Saben qué los hábitos son difíciles de cambiar? He tenido una plática recientemente con Oso sobre cuál es el mejor hábito antes de acostarse, esto fue lo que le conté que yo hacía:

  • Cepillarme los dientes
  • Encender el televisor
  • Acostarme en la cama y ver caricaturas hasta que se me ponía azul la cara

¡Opps!, quiero decir hasta que me dormía. :D ¡Yo solita hice esta receta!.
¡Ni se imaginan cómo funciona! ¡Por la mañana no puedo ni despertar! Y durante todo el día estaba medio dormida y no puedía abrir bien los ojos. Y ¿cuándo tienes un sueño en exceso durante todo el día es saludable?

Oso me dijo que no estaba bien... me dijo que si hago eso no tendré un buen sueño y no tendré un buen descanso debido a los dibujos animados. Él insistió en que antes de ir a dormir es más saludable dar un paseo, luego cepillarse los dientes, abrir la ventana un poco para dejar que el aire fresco entre en la habitación y luego ir a la cama. Me aconsejó que cambiara mi hábito. Pero, ¿cómo puedes cambiar el hábito si es prácticamente involuntario? ¿Qué pasa si cambio el hábito y me convierto en alguien más? Tal vez en Dasha o Rosa. :O

Oso no pudo responder a todas mis preguntas, así que me sugirió que hiciera un experimento. Me dijo que no aguantaría mucho, que intentara dormir con mi hábito 3 días seguidos y luego volviera a platicar con él.

Queridos, ¿saben lo que pasó? ¡Me sentí muy mal! ¡Me olvidé de cómo hablar, me hice un moretón en la frente y en el tercer día no podía salir de la cama!

¡Bueno ... no tengo ni idea de cómo sucede, pero Oso siempre tiene razón! Ahora he intentado usar sus reglas y cambiar mi hábito, al menos durante tres días y adivinen, ¡empiezo a sentirme mucho mejor! Así que de ahora en adelante siempre voy a dar un paseo antes de dormir. Queridos, no repitan mis errores y recuerden: el sueño sano es la clave para una buena salud.

Volver a las Noticias